Linkedin: qué es y para qué sirve

Descubre que es la red social profesional Linkedin y para qué la puedes usar

-

 

La red social profesional Linkedin es mucho más de lo que parece a simple vista. Va mucho más allá de un curriculum vitae o de una carta de recomendación. Incluso grandes profesionales de Internet no tienen claro qué es Linkedin ni para qué sirve. Desde luego, para mucho más que simplemente coleccionar contactos profesionales.

 

Personalmente me gusta mucho comparar las redes sociales con situaciones de la vida real, un ejercicio muy sano porque te ayuda a saber dónde estás, cómo debes comportarte, qué tono elegir en tu conversación –coloquial, creativo, profesional, etc- y sobre todo para qué puedes usar esa red social.

 

Qué es Linkedin

Linkedin es un centro online de negocios mundial que reúne ahora mismo a más de 400 millones de profesionales y empresas. Es un entorno profesional en el que debes comportarte exactamente igual que lo haces cuando acudes a una feria de tu sector, a un evento, a un congreso o a cualquier actividad profesional.

 

A muchos usuarios les causa temor entrar en Linkedin porque no saben bien qué es, ni cómo deben comportarse o relacionarse, sobre todo porque está lleno de CEOs, jerifaltes, mandamases y altos directivos. Esto no debe ser un impedimento para ningún profesional.

 

linkedin-centro-negocios



En este centro de negocios te relacionas con profesionales que no están a tu alcance de manera natural. Linkedin se basa en la teoría de los seis grados, que dice que todas las personas de este mundo están relacionadas hasta seis grados de distancia. En este artículo te lo explico con más detalle.

 

Linkedin es la herramienta online que te permite comunicarte con profesionales en todo el mundo.

 

Es decir, Linkedin te permite llegar a nuevos mercados para buscar clientes, aliados, inversores, promotores, etc... Pero para eso debes de utilizarlo de manera estratégica.

 

¿Te han llegado invitaciones de otros profesionales en Linkedin por correo? Qué hacer en estos casos.  ¿Los acepto o no? En este artículo te cuento qué contactos debes aceptar, pero antes debes tener en cuenta qué aspecto ofreces a la red, esto es, cómo tienes tu perfil profesional.

 

Aspectos básicos a tener en cuenta en Linkedin.

 

Linkedin te ofrece la posibilidad de abrirte un perfil profesional o hacer una página de empresa. Los perfiles en Linkedin siempre son para personas y las páginas de empresa para marcas y productos.

 

Perfil profesional. Tu perfil en Linkedin es donde cuentas tus conocimientos, experiencias, recomendaciones, etc,  tu saber hacer como especialista en un mercado,  tus avales, etc.

 

Página de empresa. Es el escaparate de tu marca en la red social profesional, donde cuentas la misión, visión, valores y por supuesto datos de contacto de tu empresa. En una página en Linkedin primero creas la página de empresa y después la página de productos. Si tienes empresa o una marca que quieres dar a conocer en Linkedin, en este ebook gratuito, te cuento cómo crear tu página de empresa paso a paso.

 

Las categorías profesionales.

En nuestra mente muchas veces organizamos las jerarquías profesionales de la siguiente manera:

  • Trabajador
  • Autónomo
  • Empresario
  • Profesional
  • Experto
  • Especialista

 

Un perfil de Linkedin bien hecho, donde especificas quién eres, qué valor aportas al mercado y a qué público te diriges te otorga automáticamente la categoría de profesional o experto. Ese es el gran valor diferencial de Linkedin, el posicionamiento que te otorga a nivel profesional.

 

Sucede igual que cuando vas a una reunión de negocios de tu sector. Solo el hecho de estar ahí ya presupone que eres un profesional de ese mercado y las personas están dispuestas a escuchar tus propuestas profesionales.

 

 Cómo dar una buena imagen en Linkedin

 

Al ingresar en la red social, Linkedin te pide únicamente que le digas tu mail y en qué trabajas y acto seguido que le comuniques a todo el mundo en tu lista de contactos de correo electrónico ¡Ey, que ya estoy en Linkedin! Pues esta es la imagen que ofreces.


imagen-perfil-no-profesional


 

Antes de comunicar a nadie que ya estás en Linkedin antes tienes que cumplimentar tu perfil profesional, porque si no es como si acudieras a la reunión profesional en pijama y sin haberte lavado siquiera la cara.

 

Cuando acudes una reunión de negocios piensa ¿qué haces? Te pones un traje de chaqueta o un vestido apropiado, preparas documentación y material que enseñar, tus tarjetas de visita y por supuesto vas buscando un determinado perfil de usuario que es tu potencial cliente, prescriptor o aliado. Pues en Linkedin exactamente igual.


Cómo rellenar el perfil profesional en Linkedin

 

foto-blogger-moda-linkedinFoto en Linkedin. ¿Con qué aspecto acudes a una reunión de negocios? Exactamente ese es el aspecto que debes tener en tu foto de perfil en Linkedin. Si el fondo de tu foto comunica sobre tu sector, mejor que mejor. Mira este ejemplo de la foto de la blogger de moda, Noemi Alemany.

Las imágenes de la comida familiar, tu deporte favorito,  tus pies en la playa…déjalas para Facebook o Instagram.

 

Tu bio. Son las dos líneas debajo del nombre donde pones qué eres, qué valor ofreces y a qué mercado te diriges. Puedes ver todos los ejemplos si haces clic en mi perfil. 

 

Tu extracto en Linkedin. Debe responder a la pregunta ¿quién eres y porqué deben elegirte a ti? Y por supuesto y bien grande, datos de contacto para facilitar que te llamen o te pidan presupuesto posibles clientes, empresas o aliados.

 

Tu experiencia: Dónde has trabajado y qué has hecho en esas empresas. Describe con detalle tu actividad, qué hiciste y, sobre todo, cómo contribuyó ese trabajo a facilitar la vida de tu cliente o cómo favoreció a la empresa en la que trabajaste.

 

Proyectos en Linkedin: Tu experiencia puede centrarse en una sola empresa, pero dentro de ella seguro que has desarrollado innumerables proyectos. Cuéntalos, con quién colaboraste en el evento y, si tienes algún sitio de internet donde se hable de ese proyecto, enlaza la URL. Los proyectos son tu aval como especialista en un mercado.

 

Educación: Dónde has estudiado, tu historial académico, en qué escuelas y universidades cursaste tus estudios, si has hecho Masters o cursos de Especialización, etc.

 

Cursos: Actividades de reciclaje profesional que hayas realizado. ¿Los pones todos? No, solo aquellos que te avalan como especialista en el mercado al que te diriges.

 

Publicaciones: Si tienes un blog, es una publicación, añádelo. También si has publicado un ebook o puedes corroborar que eres el autor de determinado informe.

 

Recomendaciones: solicita recomendaciones a personas con las que has estudiado y trabajado. Es aconsejable por cada puesto que has rellenado en “Experiencia” que tengas al menos una recomendación, bien sea de colegas, jefes o clientes.

 

Intereses. Aquellos intereses personales que te afianzan como especialista. Por ejemplo, eres administrativo y haces maquetas a pequeña escala. Ambas actividades exigen una cualidad imprescindible: la paciencia. Si eres especialista en ventas y muy competitivo, ¿porqué no poner las actividades deportivas en las que participas? Etc.

 

Consejos para contactar. Bien visibles tu mail y, si te atreves, tu teléfono con unas horas determinadas a las que llamarte o cómo ponerse en contacto contigo.

 

Reconocimientos, premios, colaboraciones altruistas, etc… ¿Cumplimentar el perfil no se acaba nunca? No. Igual tu vida profesional sigue desarrollándose, tu perfil en Linkedin debe mostrar tu especialización progresiva como profesional en el mercado.

 

Si rellenas todo lo que te he comentado, adquieres el nivel de eminencia en la red social profesional. Lo mejor de Linkedin es que un perfil bien cumplimentado te atrae oportunidades profesionales sin hacer mucho más. Es la red que más cuesta de cumplimentar, pero la que menos tiempo te lleva en actualizar.  


contactos-negocios



¿Para qué sirve Linkedin?

 

Ahora sí, con el perfil bien cumplimentado y la imagen profesional que te mereces puedes lanzarte a crear tu propia red de contactos con los que hacer negocio.

 

Igual que en la vida real, a ese centro de congresos acudes con una idea de a quién te vas a encontrar y para qué quieres hablar con él o ella. Estas son las dos ideas fundamentales a la hora de entender para qué sirve Linkedin.

 

Linkedin sirve para generarte una imagen profesional de excelencia, comunicarte con contactos profesionales que has seleccionado previamente, conseguir su mail, su teléfono o su Skype y hablar de posibles negocios fuera de la red profesional.

 

Harías exactamente igual en el centro de negocios. Verías a la persona que te interesa, hablas con ella, le cuentas quién eres y qué haces, intercambiáis tarjetas y posteriormente quedáis para hablar de negocios. El trato siempre lo cierras fuera del centro de reuniones, el trato siempre lo cerrarás fuera de la red social. Pero para eso tienes que tener muy claro a quién quieres encontrar y qué le vas a ofrecer.  

 

Te animo a que le eches un vistazo a esta Masterclass donde te cuento cómo puedes hacerlo y en el mínimo tiempo posible.

 

Espero haberte aclarado qué es Linkedin y para qué sirve. Ya puedes intuir las infinitas posibilidades que te ofrece para llegar al mercado profesional.

 

¿Qué te parece?  

 

 

TAGS: linkedin para que sirve, que es linkedin

PERFILES EN LINKEDIN        PÁGINAS DE EMPRESA        GESTIÓN DE CONTACTOS        BUSCAR TRABAJO EN LINKEDIN        MARKETING

¿Quieres aprender más sobre Linkedin?